Stan Lee (1922 – 2018)

– Iram De La Rochefoucault

 

Stanley Martin Lieber, conocido como Stan Lee nació un 28 de diciembre de 1922 en Manhattan, New York City. Hijo de inmigrantes Judeo Rumanos, obreros esporádicos y  de vida sencilla.

Desde niño tuvo intereses literarios, hizo su educación básica en escuelas sencillas de la ciudad de New York. Realmente era un chico común, trabajador, trabajó de Office boy, recadero, vendedor de suscripciones del Herald Tribune de New York, en fin, trabajos por demás simples, nada fuera de lo común. Hacia 1939 entró a trabajar en la naciente Timely comics (que con el tiempo sería Marvel Comics), bajo el mando de Martin Goodman como editor. Su trabajo consistía en borrar el lápiz de los trabajos terminados, llenar tinteros y aprender el oficio. Su ambición era: Escribir, y fue aprendiendo ese oficio en la práctica y trabajo real y remunerado.

Su debut como escritor lo hizo en 1941 cuando presentó el proyecto de “Captain America”; pero llegó la guerra y se presentó para dar su servicio militar (como telegrafista y equipo de comunicaciones). Al volver siguió trabajando como guionista de cómics (Por cierto, su ambición era llegar a ser un gran escritor de novelas. Así que para ocultar su nombre usó el pseudónimo de Stan Lee, sin imaginar que ese nombre lo haría mundialmente famoso, tanto como lo ambicionaba, pero de manera un tanto distinta a la vida de un escritor de novelas).

Escribió argumentos de cómic de Western, Románticos, de Guerra, etc. pero entrando los años 60 (1961), creó junto al dibujante Jack Kirby un grupo de súper héroes llamado: Fantastic Four con lo que logró el éxito y su carrera se disparó y su creatividad no tuvo límites.

Por el mismo tiempo creó junto a Kirby y otros personajes: Hulk, Thor, Iron Man, X Men (Junto a Bill Everett), Daredevil y Dr. Strange (junto a Steve Ditcko); pero fue en 1962 que creó su Obra Maestra: Spider Man (con dibujo de Steve Ditcko).

En 1963 creó junto a Jack Kirby el grupo de Avengers donde hizo renacer a su personaje Captain America y a otro llamado The Submariner y a la vez creó otros personajes clave en el mundo Marvel (creó prácticamente todo el universo Marvel). De ahí todo fue éxito tras éxito; y sí, al final de cuentas su sueño infantil se hizo realidad: Fue escritor, y bastante prolífico, aunque… nunca soñó que sus criaturas iban a crear algo más que un simple grupo de personajes imaginarios sino casi una religión o mitología que no creemos que pueda ser superada.

Stan Lee no morirá, porque él mismo ya es una leyenda y mito dentro del Universo Marvel. Ahí permanecerá, ahí estará, porque Spiderman es él, Captain America es él, igual Iron Man, Hulk, Thor, The X Men, todos y cada uno de esos personajes son parte de la personalidad aventurera e imaginativa del gran genio Stan Lee.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s