Historia del día 1

por Genaro Luna Carreto

No todo es mentira, algún día moriremos

Tenía como media hora esperando a alguien. Apoyando mis codos en la cerca, veía hacia el lago de CU. Verde. Diversos verdes. Más allá, varios pajarillos subían y bajaban. Todos peleaban al parecer con una urraca. La ataban sin compasión. Después, con giros espectaculares y trinando se hundieron en el horizonte. No sé si fue suerte o mala suerte, pero la urraca mal herida, llegó a caer de golpe cerca de mí. Exactamente a tres metros de mí. Le vi sus pupilas dilatadas intentando vivir. Su pico se abría y cerraba dejando ver su lengua picuda sacudiéndose fuertemente. Movía sus patas y el polvo formaba pequeños remolinos. Yo, desde fuera, veía como se agitaban sus alas, su pecho. Finalmente, dejó de moverse ante mi indiferencia. Sus ojos se llenaron de tierra al dejar de parpadear. Supongo que todos en algún momento estaremos así, como ese pájaro negro, muriendo sin que nadie pueda hacer nada por nosotros. Entonces, el claxon de un auto sonó fuerte y repetidamente. Me levanté y desde mi ventana vi con tristeza que no me hablaban a mí. Yo sigo acostado, esperando que ocurra algo interesante en mi vida. No sé por qué siempre cuando se está triste se inventan historias. Ya sea con pajarillos o urracas asesinadas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s