Longhorn Skull

– Eduardo Hernández

@El_Doc_Tetris

Tenía tiempo de no asistir a un evento de metal, y las últimas ocasiones habían sido eventos punk y bastante underground, este último también rayaba en lo under, solo que en lugar de estar en un salón de mala fama o en un estacionamiento, sería en un bar dónde el dj solo pone a Audioslave y System of a Down. El boleto una ganga en pre-venta, apoya a tu escena local, rezaban los patrocinadores, pero la escena local no es nueva, tal vez sea que hoy se da mayor promoción por medio de redes sociales y plataformas.

Algo que me causa ruido, en opinión personal, es la promoción de esta escena local, no es nueva siempre ha existido, pero no había plataformas a donde subir tu disco, hoy con esto, cualquiera puede subir su disco y sentirse bien, claro siempre habrá propuestas buenas que logren atrapar a un gran público, el problema es cuando se creen Rockstar porque los escucha su tía y sus vecinos, soy más de la idea de que una banda debe forjar su sonido y no solo complacer a sus fanáticos, pero la mala promoción es quien rige el asunto. En una radio por internet se hacía la promoción de una banda local, la portavoz en turno decía que apoyaramos a la escena local, que hacía falta que bandas como esta se dieran a conocer, hasta ahí todo bien, hasta que en los comentarios de aquella transmisión alguien dijo “¿Por qué debería pagar por una banda que no conozco y que no he escuchado?” El problema también es el público que se muestra un tanto apático al pagar una cantidad mínima para ver un evento de este tipo, nos hemos acostumbrado al regateo y al it’s free, otros alegaban que solo tenían una canción en internet y que hacía falta más que un solo tema para llegar a ser conocidos, si querían grabar, podían meter su proyecto en Fondeadora, ahora Donadora, donde sí hubo muchos proyectos buenos en música, el problema era que algunas bandas empezaban a tomarse en serio su papel de Rockstars, los dioses de los covers y eso es lo que vende, sacar covers y escuchar lo mismo de siempre. Para mi gusto, si sacas un cover minimo debes superar la original o ponerla a la altura.

LS
Longhorn Skull – fotografía de Eduardo Hernández

El cartel se conformaba de géneros como Thrash metal, Stoner y Metal, dos amigos subieron con sus bandas. Inmortalizer tocó 15 minutos y desde ese momento, la organización iba en picada, mala toma de tiempos, equipo insuficiente. Aquella banda de thrash había tocado apenas tres temas propios, estaba por venir la hora del slam pero no pasó, un amplificador mal conectado reventó, esto hizo que los organizadores bajarán a la banda, empezaron los reclamos y ver de quién fue el error, pero el error siempre fue claro, la mala organización y falta de equipo. Fourlett, otra banda de un amigo subió al escenario solo para tocar tres canciones y dejando al público con ganas de más, todo empezaba a tornarse un tanto aburrido, había gente a la que no le gustaba y empezaba a vaciar el lugar, los amantes a los riffs, se encontraban en un rincón esperando a que de un momento a otro se armara el slam junto a una fuente de los deseos y en un espacio muy reducido, pero nada pasaba. Junto a ellos algunas personas menores a mi edad se pasaban un churro de mota, se sentían hermanos con el público.

La banda que nadie esperaba era Longhorn Skull, una banda de la Ciudad de México que traía un Stoner muy generoso, con una voz gutural hacía pensar que en cualquier momento, mis pesadillas saldrían y se desbaratarían en un moshpit, tampoco eso llegó, unos cuantos agitaban la cabeza. ¿De dónde había salido esa banda? Mi exhausta investigación en internet, arrojó que eran de la CdMx, que el fundador es el guitarrista Erick Lugo, y que, como todo proyecto, habían sufrido algunas rupturas, conseguían un guitarrista y se salía el bajista, conseguían bajista y no tenían baterista, el proyecto ya no quedó conformado por los fundadores, sino por alguien que fue invitado, ahora estaban haciendo ruido y comenzaban a ser reconocidos.

Longhorn Skull
Longhorn Skull – fotografía de Eduardo Hernández

Quedé satisfecho de escuchar a esa banda, habían tocado los temas de su disco “Sold by your demons”, mientras esto pasaba me acerqué al escenario, tome unas cuantas fotografías para la posteridad mientras interpretaban temas como Windbag, Sickened, Empty bottles y Sold by your demons, una vez que bajaron del escenario, regrese a la mesa con mi novia y mi amigo Daniel (Inmortalizer), les enseñé las fotos y nos quedamos un rato más.

El lugar ya está lleno, un mesero intenta acomodar algunas sillas de las mesas y por accidente golpea al vocalista de una banda, se disculpa y sigue en su trabajo carga unas sillas y pasa al lado del vocalista, quien con un codazo lo empuja. ¡Demonios… si yo fuera el mesero le habría quebrado la silla en la cabeza! Eso pensaba mientras salíamos de aquel lugar, a veces la escena local carga eso, apenas reciben 5 likes en una publicación de Facebook y sienten que su lugar debería estar a lado de Metallica.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s