– Marco Pérez

Detesto a la gente que fuma,
el humo del cigarro
me parece repugnante
en cuanto a mi nariz toca.
Y, sin embargo,
más que soportar tu defecto,
siempre llevo un encendedor conmigo
por si se te ocurre fumar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: