Última función: viernes 22 de noviembre, a las 20 hrs. Foro Off Spring

Por: Gonzalo Valdés Medellín

Cada creador escénico se debe a sus obsesiones. Y la directora Adriana Enríquez, entre sus obsesiones creativas, cuenta a Edgar Allan Poe, a quien ya el año pasado erigió un bello homenaje en lectura en atril, perfectamente calibrada en la palabra y la belleza de las imágenes levantadas por la narración de los cuentos extraordinarios del autor de “El Cuervo”.

75614238_1476389399177596_1006076787504971776_n
El Gato Negro de Poe

Ahora, Enríquez nos deslumbra con una nueva propuesta en torno a su adorado Poe, una aventura arriesgada dramaturgicamente hablando, pero bien librada a todas luces, que basa su hechura en la exploración sensorial del famoso relato “El gato negro”, clásico entre los clásicos de Poe.

En esta ocasión, la también directora de obras como La peor señora del mundo, Cuidado con el hacha y Princesas desesperadas, conduce a los espectadores al corazón mismo del relato tenebroso. Es una exploración entre tinieblas, iluminadas tan sólo por la palabra bien dicha y perfectamente equilibrada por el grupo actoral.

Unas velas iluminan unos rostros…. La luz es penumbra y se vuelve tenebrosa, la materia histriónica está al servicio del texto y la sensorialidad se torna asombrosamente verosímil, como si estuviéramos viajando por entre las páginas de aquel viejo libro de terror.

75453520_819603078499173_596609509040848896_n
El Gato Negro de Poe

“¿Tienen miedo?”, pregunta una de las actrices (Xóchitl González, asombrosa) recorriendo lenta y ríspidamente el escenario. La historia cobra vida en las voces de Karina Enríquez (cada vez dotada de mayor madurez expresiva), Daniela Pedraza, Leonardo Cárdenas, Camila Guzmán, Cristina Neri, Xóchitl González y Francisco Cota. La historia de un crimen casi perfecto (¿hay crimen perfecto?) acierta a helar la respiración y, por cierto, a reflexionar sobre la fragilidad de la vida, cuando la existencia se ahoga en los vacíos de la negrura.

Excelente en su puesta escénica, en su confirmación luminotécnica y en su dirección actoral, El gato negro, versión y dirección de Adriana Enríquez manifiesta una gama de talento teatral sin preconcepciones obsoletas ni trivialidades rebuscadas. Hay rigor, hay temple dramático y una entrega absoluta por parte de cada intérprete, a la creación de un espectáculo teatral que deja huella en la memoria sensitiva.

El trabajo de Adriana Enríquez es admirable en muchos sentidos: buen manejo del espacio, atinada aplicación del ritmo y la lógica interna, y sobre todo: congruencia dramática, elementos que componen un trabajo de notables y apreciables resultados artísticos.

77381714_423823891890120_1955865623414177792_n
Adriana Enríquez – Directora

Este viernes 22 de noviembre El gato negro dará su última función a las 20 hrs., en el Foro Off Spring (Francicso Pimentel 14, colonia San Rafael, tel. 55920619), este espacio alternativo, donde se generan propuestas de diversa índoles creativa, conceptual e ideológica surgen nuevas presencias y voces del teatro independiente mexicano que dan ejemplo y marcan pauta para una continua transformación de los lenguajes escénicos, tal cual demuestra este incisivo montaje de Adriana Enríquez.

Hay que asomarse a El gato negro de Edgar Allan Poe o… ¿tienen miedo?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: