Los únicos que entendieron la realidad

– Marco Pérez No vamos a engañar a nadie: después de la tormenta nunca llega la calma. Nos quedan la inundación y la tristeza de los árboles mutilados. ¿Qué nos espera a nosotros si hasta un tronco atado a la tierra se inclina ante la tempestad? Habrá que renunciar al heroísmo, dejarnos llevar por estas…